11 abr. 2011

No hay mejor fármaco para el dolor de alma que el paso inmutable del tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario